A continuación pueden leerse algunas recomendaciones para favorecer la eficiencia en el trabajo. Hoy en época de Home Office, se puede hacer un traslado totalmente válido al entorno casero.

“Las oficinas y los lugares de trabajo pueden convertirse en espacios que se presten a la distracción, teniendo en cuenta teléfonos ajenos, ruidos molestos, gente caminando; y más aún, si se suma el cansancio.

Por ello, Adecco Argentina, filial de la empresa global en consultoría integral en Recursos Humanos, brinda una serie de consejos para evitar las distracciones en el trabajo.

Si bien algunas personas se distraen más fácilmente que otras, las consecuencias son siempre negativas y se traducen en pérdida de tiempo, menor rendimiento y baja productividad. Aunque es muy difícil concentrarse al 100% durante toda la jornada laboral, los siguientes consejos ayudarán a disminuir los momentos de distracción:

1- Planear la jornada laboral

Para ello hay que tener en cuenta en qué momento del día rinde más efectivamente cada persona, para así saber cuándo realizar las tareas más “pesadas” y que requieran mayor concentración.

Tomarse un momento cada mañana para pensar qué actividades quedaron pendientes del día anterior y cuáles serán las de ese día; priorizando temas y programando las tareas más importantes, que exigen más concentración, para las “horas más productivas” del día. Esto colabora con la disminución de la distracción, ya que desde el inicio del día se sabrá cuándo se realizará cada tarea, con sus determinados tiempos y exigencias.

2- Apostar por la sencillez

Dividir tareas largas y pesadas en partes más pequeñas y fáciles de completar, realizando un cronograma para el día o para la semana.

Desglosar tareas resulta de gran utilidad, ya que en el momento que se le brinde a esa tarea más pequeña, será más fácil concentrarse. No solo porque el tiempo será menor, sino porque se sabe que ya no se está ante una tarea difícil y extensa. Además, despejar la mente de una misma actividad colaborará también con la creatividad y las ideas.

3- Evitar el multitasking

El momento asignado para una tarea debe ser exclusivamente para desarrollar y concentrarse en ella.

Una vez desglosadas y programadas las actividades del día, procurar enfocar la mente y la concentración solo en esa tarea, sin pensar en decisiones o ideas para otra.

Trabajar en diversos proyectos a la vez incrementa la posibilidad de distracción con cuestiones no laborales, ya que la mente se encuentra más exigida y buscará momentos de “descanso” frecuentemente.

4- Identificar y bloquear las distracciones

Es de suma importancia saber qué cosas colaboran a la distracción de cada persona. Una vez identificadas, será de gran ayuda encontrar la forma de bloquearlas durante el momento de trabajo programado.

Silenciar las notificaciones del celular (que no sean laborales), utilizar la computadora solo para cuestiones del trabajo y encontrar una forma de atenuar el “ruido de fondo” de la oficina puede colaborar con disminuir las posibilidades de distracción.

5- Tomar descansos

Programar momentos de descanso y distensión entre tareas ayudará a relajar la mente y concentrarse aún más cuando se vuelva al puesto de trabajo.

Levantarse unos minutos, hacer un café o tomar un poco de aire fresco, basta para despejar la mente y la vista, y relaja el cuerpo luego de horas en una misma posición.

6- Comunicar a los demás tu necesidad de concentración”

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí