En la Cuarta Revolución Industrial, que llevará a los humanos a competir con robots y algoritmos por las tareas laborales, hay algunos detalles que no deberían faltar en los CV de quienes aspiren a conseguir trabajo.

Hay quienes aseguran que en esta nueva etapa digital, los currículum tradicionales, escritos en papel o en un documento de Word, dejan de tener sentido y tienden a desaparecer.

Los reclutadores se manejan con plataformas de empleo que les permiten filtrar las postulaciones de acuerdo a sus necesidades y sólo ingresan a los perfiles que cumplen con la mayor cantidad de esos requisitos.

De acuerdo a los expertos, incluso en esos casos en los que el seleccionador de personal se interesa por conocer la hoja de vida del postulante, éste tiene escasos 7 segundos para captar su atención desde un CV.

La clave será entonces tener un currículum que le permita a un talento atravesar esos filtros de las plataformas digitales –que se manejan al igual que los buscadores de Internet, con palabras clave- y luego tener un diseño y experiencia lo suficientemente atractivos para captar esos preciosos segundos que el reclutador le dedica y transformarlos en una respuesta positiva.

No hay que olvidar que el objetivo principal del CV no es contar absolutamente todo el “prontuario laboral” y académico de una persona, sino específicamente, conseguir que la información proveída para la búsqueda de personal abra la puerta a la segunda fase del proceso de selección, la entrevista (personal, telefónica, vía teleconferencia, etc.).

Por eso, la recomendación número uno es, sin mentir ni intentar engañar al entrevistador, customizar cada CV enviado de acuerdo a la búsqueda y la empresa en cuestión, para destacar las habilidades, títulos, experiencias y datos que sean más relevantes para ese puesto pretendido en particular.

Fuera de estas recomendaciones generales, hay detalles más que conviene tener en cuenta a la hora de diseñar un CV “ganador” para buscar trabajo en 2020:

Diseño: simplificar y no confundir
“Abusar de los nuevos recursos visuales puede confundir más que simplificar”, aseguran. En este sentido, menos es más: las plantillas visualmente diferenciales como aquellas que muestran los logros o habilidades emulando barras de progreso, pueden resultar visualmente atractivas, pero se recomienda no sobrepasarse.

¿Cuál es la información que conviene incluir en el CV y cuál no?
Al postularse a un puesto es porque la experiencia cuadra y resulta relevante con lo solicitado, en ese caso: la experiencia va primero y al final los estudios. Si los estudios son los que hacen calificar para el puesto, deben destacarse más.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí