Es el estado que se produce en el trabajador, quien tras haber gozado de un periodo de vacaciones y de ocio, no se adapta al retorno de la vida activa en su centro laboral, produciéndole molestias e impactando las primeras semanas en su rendimiento.

Entrepreneur publicó unos tips para quienes están “padeciendo” por regresar a la rutina laboral.

No procrastinar
Procrastinar significa posponer o aplazar tareas o responsabilidades por otras actividades que nos resultan más gratificantes, pero que son irrelevantes.

Prepárate para el regreso
Lo mejor es dejar antes de irte de vacaciones una lista de pendientes para tus primeros días, esto te ayudará a ponerte al tanto eficientemente y a tu propio ritmo.

No dejar los buenos hábitos
Aunque en tus vacaciones dejaste de lado algunos hábitos, es momento de que los retomes. Estos te ayudarán a mantenerte activo. Los ejercicios, la dieta o la meditación deben regresar para que te sientas con ganas de hacer muchas cosas.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí