Las organizaciones deben tener mucha determinación al momento de tomar acción respecto a la representación de talento femenino en posiciones de liderazgo, con medidas a medias no alcanza.

En la industria tecnológica, el entorno laboral es altamente complejo al momento de querer escalar profesionalmente. Alcanzar puestos de liderazgo es difícil, y si se es mujer, mucho más.

De acuerdo con un estudio realizado por el Women’s Forum junto con BCG en diversos países de Europa, las mujeres presentan un poco más de ambición que los hombres, al buscar una promoción en su trabajo entre el año y los tres años de estar en una empresa. A pesar de esto, el estudio arroja que los hombres son los que acceden a mejores oportunidades de ascenso que las mujeres.

Uno de los parecidos entre hombres y mujeres en el campo tecnológico, es la toma de riesgos, la capacidad de, por ejemplo, aplicar para un trabajo sin cumplir en su totalidad los requerimientos para ese trabajo, pero si contar con altos niveles de experiencia en él área tecnológica. Tanto mujeres como hombres muestran gran habilidad, pero los obstáculos que deben enfrentar las colegas femeninas son mayores. 

Obstáculos que pueden resultar en una decreciente confianza respecto a su carrera profesional. Un ejemplo es el decidir cambiar de trabajo, las mujeres se inclinan más hacia agentes externos, como entornos familiares, sociales y profesionales, mientras que a los hombres les importa más su propia confianza hacia sus habilidades profesionales. Esto representa menos chances para las mujeres de obtener mejores y nuevas posiciones laborales.

Como ayuda, enumeramos una serie de acciones para que las organizaciones puedan ser más equitativas:

Futuro del Trabajo

Las organizaciones deben tener mucha determinación al momento de tomar acción respecto a la representación femenina en posiciones de liderazgo, con medidas a medias no alcanza. Para convertir la presencia de mujeres en algo relevante y que se sostenga en el tiempo, se deben generar condiciones donde el liderazgo femenino se pueda desarrollar. Un aspecto clave para que esto se logre es potenciar el mentoring, el cual va a permitir que las mujeres puedan potenciar sus habilidades y gestionen las dificultades que pueden aparecer en su camino hacia el liderazgo.  

Los líderes y las empresas deben fomentar la inclusión a través del trabajo colaborativo y flexible. Las líderes mujeres dentro del campo de la tecnología ya han demostrado que están más que dispuestas a hacer todo lo necesario para destacarse y conseguir el éxito. Ahora deben las empresas acompañar esta convicción al ofrecer condiciones favorables para las mujeres que deseen desarrollar sus capacidades en equidad de condiciones y triunfar. 

La clave para tener éxito en la economía digital es la competencia por talento, y el asegurarse la inclusión de mujeres en el campo tecnológico es la acción más valiosa para lograr ampliar el talento digital disponible.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el Negocio y el Valor de la Marca Personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí