Trabajar desde casa es el sueño de millones de personas. La ilusión de tener el completo dominio de su tiempo, sus responsabilidades y de desempeñarse en base a resultados, es algo que suele ser un gran anhelo para cumplir.

Sin embargo, cuando conversas con personas que se desempeñan bajo la modalidad de home-office, hay opiniones divididas: están quienes se han adaptado rápidamente, y los que no le encuentran la vuelta para cumplir con los objetivos pasando las veinticuatro horas dentro de su hogar.

El home-office es una tendencia creciente en el mundo. Se estima que más allá del 2020 el cincuenta por ciento del desempeño de cierto tipo de tareas podrán hacerse en forma remota, por lo que la fuerza laboral necesita adaptarse a esta modalidad que tiene sus particularidades.

Consejo N° 1: Determinar un lugar específico de trabajo en el hogar.
La productividad aumentará sensiblemente si asignas un escritorio, que puede ser un rincón o un espacio compartido, dedicado exclusivamente a los temas de trabajo. Allí tendrás todos los materiales necesarios, archivadores, pizarras, y hasta elementos para tus momentos de distensión, con la menor cantidad de interrupciones posibles.

Consejo N° 2: Trabajar desde casa es un trabajo formal

Muchas personas confunden que estar haciendo labor home-office no es tan riguroso como ir a la oficina cada día. Sin embargo, exige un alto nivel de responsabilidad, compromiso y cumplimiento. Se trata de la disciplina, que aquí se aplica más que nunca.

La recomendación es que tengas un cronograma de días y horarios establecidos formalmente; que lo cumplas y que destines esas horas exclusivamente a las tareas y proyectos, por más que no debas concurrir en forma presencial.

Consejo N° 3: Analiza si el home-office es para ti y pide feedback a tu superior o clientes
El home-office no es ni para todas las tareas, ni para todas las personas. Hay funciones presenciales que no pueden hacerse a distancia; y hay gente que, por su personalidad, estilo y necesidad de socialización con otros, sí o sí requieren del trabajo presencial.

Este es un análisis profundo, personal e interior que sugiero que hagas antes de adoptar el trabajo remoto. Conozco casos de trabajadores cuyas vidas personales son un caos por distintos motivos; por supuesto que esto atenta completamente para dedicarte a trabajar fuera de tu casa.

Porque así lo hagas en un espacio de co-working o en un café, necesitas establecer un espacio de trabajo calmo y confortable, que te permita mantener e incluso superar tu rendimiento en la oficina. Si no tienes resuelto con quienes convives cómo lo harás, no aceptes el reto por el momento.

D. Colombo – Iprofesional

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí