CORONAVIRUS Y TELETRABAJO

0
164

La situación crítica a la que se enfrenta el mundo con una epidemia que se está convirtiendo en pandemia puede suponer que se adopten estas prácticas y después se normalicen. Lo cierto es que el impacto económico es enorme y es un llamado a las empresas para que colaboren.

Las claves para lograr gestionar el tiempo y poder trabajar en remoto son necesarias y se ofrece a las empresas una guía para que el teletrabajo pueda ser una herramienta adecuada en estos momentos:

1) Daily stand up meetings: una de las claves para que funcione el remoto es que, cada día, cada persona debe saber lo que va a hacer el resto del equipo y se forme conciencia de grupo. Para lograrlo, sin perder la productividad, existen unas reuniones de máximo 15 minutos, en la que cada persona en sólo un minuto responde a tres preguntas clave: ¿qué hice ayer?; ¿qué voy a hacer hoy?; y, ¿qué te está impidiendo progresar?

2) Weekly Stand up meetings: los viernes estas reuniones se repiten, pero duran 30 minutos, ya que se debe responder a dos preguntas diferentes: cómo van mis objetivos y cómo ha ido el sprint de siete días.

3) Trabajar por objetivos: una de las cosas que más ventajosas de trabajar en remoto es que no puedes saber cuántas horas trabaja cada miembro del equipo. Por ello, la única forma de evaluar el trabajo de una persona es saber si llega a objetivos. No debe importar si alguien se toma muchos descansos, si no se sabe qué hace exactamente el compañero, si se está tomando muchos descansos, etc. Para evaluar el rendimiento, tan sólo debemos fijarnos en los objetivos.

4) El famoso sprint de 7 días: trabajar con sprint es hacerlo con un proyecto que cada persona debe entregar cada 7 días, además de su trabajo habitual. Sirve para que cada miembro priorice y se centre en una nueva tarea durante una semana. Es un plus con respecto al trabajo diario y una forma de aumentar la productividad.

5) Comunicar, comunicar y comunicar, pero ¡sin interrupciones!: la clave de trabajar en remoto o de forma presencial, es comunicar. La solución para hacerlo sin interrupciones es utilizar herramientas de chat y esperar a que la gente te responda cuando pueda.

6) La información de clientes y ventas organizada: este tipo de información debe fluir rápido y en tiempo real, pero es imprescindible que quede muy organizada para después ser productivos. Según un estudio de la consultora McKinsey, en el trabajo dedicamos el 65% de nuestro tiempo a emails, llamadas y reuniones.

7) El horario: trabajar en remoto no es trabajar menos horas. Muchas veces es incluso más para llegar a objetivos. Trabajar en remoto es trabajar desde donde quieras y (si es posible) con horario flexible para así poder conciliar todavía más tu vida laboral y personal, y con ello ser más feliz y más productivo.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí