Trabajar de forma remota obliga a desarrollar una mayor resiliencia, ya que se pueden presentar conflictos por problemas de comunicación y colaboración, lo que también conduce a tener errores que incluso puedan poner en riesgo la carrera profesional.

Jeffrey A. Sonnenfeld y Andrew J. Ward, autores de Harvard, indican que los errores les ocurren a todos, incluso a las personas mejor posicionadas en una organización, por lo que no hay que creer que es el final de todo.

Cuando ocurra, hay que aceptar la responsabilidad y buscar cómo repararlo o tener pruebas de inocencia. Ocultarlo, negarlo o culpar a alguien más solo empeorarán la situación y su reputación.

Posteriormente, demuestre su disposición al cambio y de ser necesario, solicite apoyo y consejos a otros en los que pueda confiar. No hay que decepcionarse si descubre que personas que creía cercanas le den la espalda. Ésta también es una etapa para conocer bien a los demás.

Finalmente, no hay que dejarse vencer por la culpa, vergüenza o descrédito interno, sólo se trata de enfocarse en dar un rendimiento igual o mejor a lo previo antes del error y demostrar que a pesar de todo, se responderá y haría frente.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA ayudamos a su empresa en la gestión de talento para acelerar los resultados y reducir riesgos. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí