El apretón suele ser el primer contacto físico entre dos personas, y como tal reviste un valor importante en la impresión que nos hacemos de los demás. Si el contacto resulta incómodo o de mal gusto puede matar una relación antes de que empiece.

El apretón de manos es una ciencia que se perfecciona con el entrenamiento constante. Un buen apretón de manos debe de transmitir seguridad, tranquilidad y confianza.

El codo, ni demasiado extendido ni demasiado cerrado. La palma abierta, evitando el apretón excesivo y la mano de “pescado”. Una, dos y tres, pero no más. Un apretón demasiado largo o forzado puede resultar intimidante y grosero.

Si quieres aumentar la confianza (y el entorno lo permite) apoya el apretón con la mano izquierda, posando levemente tu mano sobre el codo de la otra persona, o sobre su hombro. En primeros contactos, atiende la cultura del lugar, pero trata de evitar besos o abrazos. Un apretón cálido y genuino es bien aceptado en cualquier lugar y no te meterá en ningún problema.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí