DESARROLLAR HABILIDADES BLANDAS EN EL TRABAJO

0
110

Desarrollar habilidades blandas en el trabajo y lograr un desarrollo profesional óptimo y adecuado a nuestro desempeño es fundamental. Es importante recordar que si bien las habilidades blandas no forman parte de la formación formal ni de ningún contenido relacionado con el campo académico, debido al desarrollo de herramientas de psicología del trabajo y la aparición de nuevos conocimientos, las habilidades blandas, se han convertido en un factor básico que puede ser el potenciador del desempeño del desarrollo profesional tanto en la empresa como en su equipo.

También se las conoce comúnmente como soft skills, que son las habilidades interpersonales ejercidas al tratar con los demás y las relaciones interpersonales, y constituyen parte de la inteligencia emocional de una persona. Muchos factores personales relacionados con las habilidades personales son indispensables en un Currículum, como el trabajo en equipo, la gestión del tiempo, la resolución de problemas, el liderazgo, la comunicación y el manejo del estrés.

La tarea de mejorar las soft skills no se consigue en un día, sino que el camino hasta conseguir y mantener un trabajo con inteligencia emocional es arduo y complejo. Analicemos a continuación los pasos de los que se compone:

La definición de los objetivos profesionales se basa en la prioridad en la determinación de las emociones más importantes. La comunicación, el liderazgo y la creatividad son algunas de las habilidades blandas que puedes adquirir. Sin embargo, es imposible obtenerlos todos a la vez.

Es por eso que debe definir lo que es más importante para usted y luego elegir desarrollar lo que necesita desarrollar primero para su trabajo.

Si ya sabe qué habilidades sociales se necesitan para una carrera exitosa, entonces debería comenzar a desarrollarse en un entorno laboral. Para ello, debes investigar y comprender las técnicas de inteligencia emocional que pueden guiarte para lograr tus objetivos. Recuerde tener en cuenta cada detalle, porque cualquier paso, por pequeño que sea, es importante para su desarrollo.

Ser capaz de desarrollar habilidades blandas requiere un mínimo de trabajo y tiempo. Tienes que tener paciencia, porque el aprendizaje es realmente efectivo, por lo que cuando te enfrentas y te enfrentas a diferentes situaciones y relaciones con los demás, necesitas cambiar.

Cualquier cambio a nivel emocional requiere una reorganización cognitiva en el aprendizaje, con el objetivo de integrar los conocimientos aprendidos en la toma de decisiones diaria.

En agosto del año pasado, LinkedIn publicó los resultados de un Estudio sobre estas soft skills (que son cada vez más importantes a medida que los trabajos se vuelven más automatizados) y enumeró las 10 más codiciadas por los empleadores.

Comunicación: Implica escucha activa y capacidad de escritura. Las empresas quieren que su personal sea capaz de explicar a fondo sus pensamientos e ideas con detalle y convicción.

Organización: La planificación y ejecución efectiva de proyectos y tareas de trabajo.

Habilidades de trabajo en equipo: Colaborar con su equipo puede generar ideas creativas y hacer que el trabajo se complete mucho más eficientemente. Además, la capacidad de llevarse bien con el resto de la empresa es importante.

Puntualidad: A nadie le gusta esperar.

Pensamiento crítico: La capacidad de utilizar la imaginación, el razonamiento, la experiencia pasada, la investigación y los recursos disponibles para comprender y resolver los problemas es fundamental por razones obvias.

Habilidades sociales y automotivación: Una actitud positiva siempre irá en beneficio del equipo.

Creatividad: Ser ingenioso e innovador para encontrar soluciones a los problemas en el trabajo.

Comunicación interpersonal: El equipo tiene que comunicarse bien entre sí con el fin de intercambiar ideas. Es muy importante gestionar conflictos y saber cómo comunicarlos. También ser capaz de comunicarse con confianza y profesionalmente con clientes. Es muy importante controlar la comunicación no verbal y cuidar la imagen que se proyecta.

Adaptabilidad: La capacidad de adaptarse a los cambios y, sobre todo, la capacidad de organizar la carga de trabajo y adaptarse a los nuevos entornos. Ser flexible y atreverse a salir de las zonas de confort.

Personalidad amable: Ser respetuoso y optimista. La empatía es muy necesaria. Saber escuchar y aconsejar ayudará mucho a resolver problemas de forma más rápida.

Como mencionamos anteriormente, las habilidades blandas o habilidades blandas requieren dedicación y tiempo, y deben ponerse en práctica a la hora de aprender a utilizarlas. La práctica constante cambiará su comportamiento típico hasta ahora.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison ARGENTINA fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí