Popularidad vs. Liderazgo Efectivo: ¿Dónde encontramos el equilibrio?

0
66
liderazgo
liderazgo efectivo

Lograr el equilibrio para un liderazgo efectivo es algo muy difícil. Hacer lo popular y hacer lo correcto no siempre son lo mismo. 

En el momento de definir su rol, algunos líderes caen indefectiblemente en uno de estos dos extremos. Por un lado, A) se inclinan por un estilo más autoritario, enfocado solamente en el rendimiento y los resultados, sin lograr un entorno positivo de trabajo. O B) se inclinan por tener un papel más de “amigo” con sus subordinados, perdiendo el respeto que se necesita para liderar y sin animarse a tomar decisiones impopulares para no alterar el ambiente de trabajo.

La caída de la popularidad y la simpatía.

El liderazgo asociado con la popularidad y la simpatía puede generar inconvenientes en la toma de decisiones y la productividad. Actuar para incrementar el éxito contra actuar para generar simpatía va a crear problemas de seguro en cualquier empresa. Los empleados necesitan líderes que respeten más que líderes simpáticos. Se necesita un líder efectivo en el cual se confíe en su toma de decisiones, aunque esas decisiones sean difíciles. 

Convertirse en un líder efectivo utilizando un estilo de gestión orientado a las personas. 

En la actualidad, el liderazgo orientado a las personas, un estilo de gestión más inclinado a ser “uno más del equipo” ha aumentado en popularidad. Pero ¿puede pasar que el líder se obsesione con el caer bien y agradar y no quiera tomar decisiones no populares o difíciles? ¿Cómo es que se va de esto a ser un líder efectivo?

La confianza es la base del liderazgo efectivo. 

Aparentemente, los mejores líderes son los que tienen la confianza para tomar las decisiones correctas, y que para hacerlo tienen un estilo modesto y equilibrado que hace sentir a su equipo apoyado y como parte de la toma de estas decisiones, en contraposición a un forma de liderazgo autocrática.

Coaching EjecutivoEl ser popular es cambiante y temporal, ya que está basado en la emoción de las personas. El respeto, por otra parte, se gana, es meritorio, y tiene más poder a largo plazo. Establecer un vínculo de confianza debe ser prioritario como líderes efectivos.

 

La clave está en el equilibrio.

Un liderazgo efectivo es una combinación sólida de habilidades tradicionales y variaciones modernas. Los líderes que llegan a tener éxito pueden tomar decisiones correctamente, y también tener el apoyo de su grupo de trabajo ya que son confiables, respetados y justos. Harán lo que sea correcto, pase lo que pase. Enfrentarán imposibles y lo harán posible.

El liderazgo efectivo requiere modestia.

El liderazgo efectivo con frecuencia está relacionado con la ausencia de ego, por un bien mayor. Lo que el líder hace o no hace no importa, lo importante es que pueda inspirar a su equipo de trabajo a hacer porque ellos creen en las decisiones que toma. 

La comunicación debe ser prioridad. 

Uno de los reclamos sobre liderazgo más comunes es que la toma de decisiones no se comunica correctamente, no se da justificación, ni se enumera los factores que llevaron a esa decisión. Los líderes toman decisiones difíciles, pero los líderes efectivos tienen la capacidad de explicar las razones por las cuales se tomaron esas decisiones difíciles a su equipo de trabajo, generando solidaridad y un frente unido.

Home OfficeDebemos considerar que, a pesar de que ser líder no es un concurso de popularidad, tenemos que estar rodeados de personas que se encuentren dispuestas a correr riesgos cuando apoyan nuestras decisiones, pero sin querer popularidad. Con esto nos referimos a tener un equipo de trabajo que confía en el líder, no por ser popular, sino por ser respetado.

Reflexiones finales sobre el significado de liderazgo efectivo.

Es necesario establecer una estrategia, señalar una dirección, y tener una comunicación clara sobre el plan con la organización. Es importante, también, centrarse en el aspecto humano de la estrategia y obtener el apoyo del equipo. A su vez, un gran líder debe orientarse hacia los procesos y tener el conocimiento necesario para involucrar a la persona indicada en el momento indicado, como así también sosegar a los empleados la necesidad de ser incluidos, que contribuyen y forman parte de algo más grande que sí mismos. 

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el Negocio y el Valor de la Marca Personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí