“El clima laboral se define como “el contexto en que se desarrollan las actividades de una organización”.

Esta frase nos inspira: “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, Walt Disney

Según cifras de un estudio realizado en Chile en 2017 por el grupo Adecco, “el 37% de los chilenos considera que un grato ambiente laboral es un factor fundamental para lograr la felicidad en el trabajo”. Sin embargo, pese a los estudios e intervenciones que pueda realizar la empresa para velar por un buen clima laboral, no existe ningún sistema capaz de evitar la existencia personas capaces de arruinar el ambiente y la convivencia del equipo. Un ejemplo de ello son estos dos estereotipos:

El “Todopoderoso”

Hay circunstancias en que, ya sea por talento o por una relación de confianza, ciertos trabajadores pasar a ser reconocidos como imprescindibles.

Esta situación puede generar en algunas personas una sensación de privilegio malentendida que es dañina para una empresa. Eso porque este status puede ser usado para ejercer algún tipo de acoso, para recibir un trato preferencial o para obtener algún tipo de ventaja sobre sus pares.

El “Renegado”

Se empeña en reflejar que su misión en la empresa parece ser poner todo en peligro. No sigue las reglas, toma decisiones para las cuales no está autorizado y, pese a las capacitaciones e indicaciones que recibe, hace las cosas como se le da la gana.

En el caso de empresas donde se realizan actividades de riesgo físico, pueden provocar accidentes donde resulten lesionados o heridos otros trabajadores o ellos mismos. En rubros donde la actividad se centra en la atención a clientes, su falta de disciplina puede ocasionar la pérdida de clientes.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí